New-Balance-wearable

New Balance tendrá sus wearables

New Balance irrumpe en el universo de los wearables.

La multinacional ha crecido en los últimos años y se ha instalado en nuestras mentes como una zapatilla muy cómoda, deseada, requerida, imitada por sus competidores… pero no se quieren detener ahí. La firma americana está sumergida en un momento de crecimiento, basado mucho en la investigación, en aplicar nuevas tecnologías a sus zapatillas. Es por ello que tendrán un equipo dedicado exclusivamente a conectar usuarios con la tecnología, para que los ‘runners’ controlen su rendimiento mejoren sus marcas.

Este departamento de wearables fabricará productos tecnológicos estampando su propia marca. New Balance tendrá el apoyo de de Intel, Google, Strava y Zepp para perfeccionar sus productos. Con la colaboración de estas empresas, de gran calibre internacional en el ámbito del hardware y el software, es muy probable que este mismo verano veamos salir a la luz su primer smartwatch.

Este reloj inteligente está totalmente pensado para los runners, quiénes podrán realizar un seguimiento de las diferentes rutas que hagan mediante el GPS. Además, este gadget podrá reproducir musica sin que el atleta lleve encima su smartphone. En New Balance van a tope con el tema y ya han anunciado que en los años venideros seguirán lanzando más productos wearables.

wearables
Nike fue de los primeros en atacar el mercado de los wearables

Todo esto ha desembocado en la creación del New Balance Run Club, la comunidad de runners de la firma. Dicha plataforma, gestionada por Strava, será como una red social en la que los deportistas se conectarán compartiendo su rendimento, sus itinerarios favoritos y sus ‘éxitos’.

Otra cosa prevista es estar presente en las tiendas de la marca y las carreras locales, además de incrementar su presencia en los grupos de running. El primer Run Club parece que se inaugurará en la ciudad de Boulder, en Colorado, antes del mes de abril de 2016. Durante este año, veremos como New Balance empezará a usar su nueva herramienta en el resto de América del Norte, algunos países europeos y asiáticos.

Las marcas y las nuevas tecnologías

Lo cierto es que no son los primeros en subirse al carro de las nuevas tecnologías. Las grandes firmas deportivas se han adelantado a New Balance. Under Armour se adueñó de Endomondo y MyFitnessPal, dos aplicaciones móviles que han supuesto inversiones millonarias de 85 y 475 millones de dólares por este orden. A eso sumémosle los 150 millones de dólares que ya pagaron por MapMyFitness. Un total de 710 millones de dólares, casi nada.

Adidas también ha pujado fuerte, los alemanes compraron la app Runtastic por 220 millones de euros. O los dueños de Salomon, Amer Sports, quiénes compraron Sports Tracker. Otra cosa que va de la mano del deporte muchas veces es la música, y es por ello que la mayoría de las marcas deportivas se han unido a Spotify para que sus apps adapten la música que escuchen según el ritmo cardíaco o la velocidad de carrera. Y bueno, antes de todos, estaba Nike, que entró con Apple.

Under-Armor-wearable

Alguien que sabe de esto, el consejero delegado de Intel, Brian Krzanich, está totalmente convencido de que “la tecnología tienen la capacidad de transformar lo imposible en posible, y que en los deportes tenemos la evidencia”, señalando que todas las firmas deportivas están entrando en este mundillo.

Por otro lado, Rob DeMartini, consejero delegado de New Balance, indica que “la industria de equipamiento deportivo se ha visto agitada por la tecnología digital, y New Balance quiere estar como pionera, para que nuestros atletas tengan en su mano gadgets que les sirvan para lograr su máximo rendimiento”.

New Balance ha despertado de un letargo y últimamente podemos ver a la firma americana entrando en diferentes nichos deportivos. Un ejemplo claro es ver cómo han irrumpido en el mundo del fútbol, sponsorizando a equipos como el Liverpool o el Stoke City, en la Premier League inglesa; el Sevilla en la Liga Española, o el Oporto en Portugal. La mayoría de ellos equipos de nivel alto y competente, con la capacidad de hacer ruido en las competiciones tanto caseras como europeas.

En el último lustro, la marca ha crecido muchísimo basándose en el running y las zapatillas urbanas, creciendo alrededor de un 17% desde el 2010, la inversión en el mundo de los wearables es una apuesta para seguir creciendo y ganar más cuota de mercado. Estoy impaciente por ver cómo funciona la nueva apuesta de New Balance.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *