Herramientas para el Storytelling

La importancia del Storytelling

La gente está ya sobresaturada de mensajes. Millones de marcas compiten cada día por llamar su atención sea como sea, llegando incluso a ser agresivos en algún que otro momento, y es por esto que hablamos de la importancia del storytelling. Y es por eso que no solamente debemos de buscar nuevas maneras de comunicar, sino que han de ser nuevas y mejores.

Pero, ¿por qué hablamos de storytelling cuando hablamos de mejores?

  1. Las historias activan partes del cerebro que lleva a la persona a asociar la historia a sus propias experiencias y recuerdos gracias a un proceso neuronal llamado ‘acoplamiento neuronal’
  1. No solamente la audiencia será la que experimente la misma actividad cerebral que otros, sino que también lo hará el emisor
  1. El cerebro genera dopamina cuando experimenta una situación de alta carga emocional, haciendo que le sea más sencillo de recordar con el tiempo
  1. Cuando lo que estamos procesando son hechos, el cerebro activa dos partes diferentes del cerebro (la de Broca y la de Wernicke). De esta manera, una información bien contada, puede accionar muchas áreas adicionales, incluyendo las partes trasera y delantera del cortex.

 

Todo esto no es más que la manera científica de explicar que lo que necesitamos es generar una conexión emocional con la persona a la que nos estamos dirigiendo. De esta manera el vínculo que se creará entre ellos y tu marca u organización será mucho más estrecha.

Pasar desapercibido para nuestro público es mucho más difícil cuando se cuenta una buena historia. Esta provocará interés en el público, y de esta forma podremos entrar de una manera agradable en sus vidas, y no recurriendo al intrusismo como lo haríamos mediante técnicas outbound marketing.

Ahora que ya te hemos convencido de que deben emplear el storytelling en tu organización, te preguntarás…

¿Qué necesito para crear una campaña de storytelling?

Los elementos básicos que deben componer una campaña de este tipos son muy sencillos.

 

Factor sorpresa.

No recurras a lo mismo de siempre. Hay cosas que ya están muy vistas o a las que muchas marcas acuden porque les ha funcionado a otras empresas. Con esto perderás toda la originalidad que te permite el storytelling.

 

Factor humano y personal.

No hay mejor manera de comunicar a una persona que hablando de lo que viven las personas. A la gente le gusta verse reflejada en lo que está escuchando, sentirse incluida o sentir que le afecta directamente. Has de generar empatía.

 

Factor de relevancia.

Aunque cada persona tenga una vara de medir, sabes que hay cosas que son relevantes y otras que no. Quédate con aquellas que lo sean de verdad.

 

Contar experiencias.

La gente presta más atención cuando lo que le estás contando les hace sentir que ellos también lo podrían estar viviendo o, incluso, que lo han vivido. La gente a veces no se acuerda de lo que ve o de lo que lee, pero piénsalo: es mucho más probable que sí nos acordemos de algo que hemos vivido. Las experiencias son muy importantes para el siguiente elemento del storytelling.

 

Generar memoria en el público.

Haz que se acuerden de ti, de lo que les has dicho. No es fácil, pero tampoco imposible. Conlleva trabajo, pero merece la pena.

 

Y para terminar, como no podía ser de otra manera, os dejamos aquí un ejemplo de storytelling.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *